La comunicación con los Ángeles es muy sencilla e importante, partiendo de la idea de que donde tú enfocas tu atención crece la energía.

  • ¿cómo ha estado tu día hoy?,
  • ¿has estado cansado, apático,
  • ¿es un día como otro, por qué tendría que estar contento?,
  • estoy aburrido, ¿qué diría tu energía de ti?

Como la mayoría de las personas, nuestra mente no está entrenada para auto observarnos, no podemos darnos cuenta de cómo estamos, pero si una persona te viera, qué diría de tu energía, lamentablemente la energía no la podemos esconder, ella habla de cómo te sientes y se te ve si estás con mal humor o contento, si te sientes con temores o miedos, eso cosecharás eso nadie lo puede impedir, solo tú mismo.

Cada uno de nosotros puede ser una bendición para los demás y para sí mismo, de tal manera que el mundo lo verás de otra manera. Si abres tu corazón y tu poder interior conectado con la gran divinidad universal, se extiende tu visión, tú tienes que creer antes de ver, pon tu mirada en las cosas del cielo no en las de la tierra. Las cosas de Dios son positivas, cuando en la mañana te levantes, pon tu mirada en la victoria y di “estoy aquí con Dios y los Ángeles que guiarán mi camino”.

¿Y por qué te digo todo esto? porque los Ángeles vibran en una frecuencia muy elevada y cada vez que estás vibrando con amor, alegría, es más fácil llegar a ellos, así que revisa en que frecuencia estás, porque el universo no entiende de lenguajes, nos ponemos en frecuencia con lo que se vibra, así que de eso depende lograr contactarnos con los Ángeles.
Sería bueno que analices tu frecuencia, cómo te has sentido, preocupado, con angustias, miedos, estrés, ya que, si estamos en esta frecuencia baja, nos perdemos de lo que los Ángeles nos quieren decir.

Así que vamos hacer lo siguiente para que nuestra frecuencia vibratoria suba.

  • Vamos a dar amor incondicional
  • ¿Preguntar cómo estás?
  • Sonreír siempre

Vamos a decir al mundo espiritual estoy dispuesto a ver los beneficios que tengo en tiempo presente en lugar de solo aferrarme a ver lo que yo quiera ver, que sea la voluntad de Dios y los Ángeles, nos comunicamos hacia arriba y pedimos al universo, que se conecte con nosotros y que venga su luz dorada hacia nosotros.
Vamos a subir nuestra energía pon atención en ti en tus necesidades, trátate bien deja de culpar a los demás, dedica tiempo para ti, para descansar, y para tu paz; ya que sin paz no tenemos nada, cada que te levantes o vayas a dormir puedes decir lo siguiente:

Libero toda energía negativa que guarda mi corazón del rencor y del dolor, no importa mi edad, o circunstancias soy libre para invocar la presencia de los Ángeles en mi vida, vivo, hablo y existo, en el amor divino, me doy la oportunidad de amar y ser amado, miro de frente la vida, destierro el miedo y la confusión, sigo de frente.

Angeles y Animales

Este ejercicio diario de la afirmación positiva te dará un canal abierto para comunicarte con nosotros. Reconoce a Dios Padre como tu única verdad y a los Ángeles como tus eternos compañeros.